Quantum

qua1

Dirección.

Eric Zimmermann

Argumento.

Dentro de mucho tiempo, en una galaxia muy lejana… Cuatro facciones humanas luchan por la hegemonía interplanetaria. Una de las 4 facciones ‘humanas’ tiene el dibujo de un bicho verde. Pero bueno, si dice que son humanos… cosas del futuro y las tendencias de cada cual, supongo. Recorriendo el vasto espacio que hay en el espacio (Chiste redundante), los distintos clanes intentarán conquistar el universo.

Para ello, dispondrán de 6 tipos de naves. Desde unos veloces y prácticamente indefensos cazas, hasta unas lentas pero poderosas estaciones espaciales. Con dichos vehículos (Futuristas a tope, ríete tú del Batmóvil), se aniquilarán entre sí para ser los primeros en colocar sus cubos cuánticos, cubos que situarán en los distintos planetas existentes una vez que los hayan colonizado.

La colocación de dichos cubos otorga unos poderes especiales a quien la realice, dotándole de nuevas y poderosas tecnologías que le ayudarán a conquistar todo lo que se encuentre por delante.

Y en esas estamos: Planetas, cubos cuánticos, 4 ejércitos, y ganas de matarse entre ellos…

 

 

Casting.

En la caja se indica que puede ser jugado de 2 a 4 jugadores. Como mejor funciona es con 4 personas, ya que el juego premia la interacción entre ellos, si bien es cierto que se puede disfrutar a menos gente, pues los mapas son modulares (Incluye 30 configuraciones) y se adaptan tanto a la cantidad de jugadores, colocando más o menos mapas, como a la lucha entre ellos, existiendo mapas más abiertos a la vez que otros que crean “efecto embudo” en ciertas zonas.

qua4

Metraje.

Depende tanto de la cantidad de jugadores como de las luchas y las posibles tecnologías conseguidas. Posiblemente una duración media de 45 minutos por partida sea una estimación bastante cercana. Pero vaya, lo mismo acabas una partida a 2 en 20 minutos que otra a 4 en 70. A mí no me eches la culpa, todo eso a Mr. Zimmermann.

Guión.

En este juego no hay figuritas de naves. Las naves son los dados, y como tal la abstracción es necesaria. El motor central del juego radica en una premisa muy sencilla: Un 1 es una nave muy fuerte, pero muy lenta (Mueve 1). Un 6 es una nave muy débil, pero muy rápida (Mueve 6). Durante la partida tus naves serán destruidas, lanzarás un dado y el número que te salga es el tipo de nave que volverá a reaparecer.

Dispondrás de un tablero personal en el que se contabilizará tu nivel de Dominación (Subirá cuando elimines naves rivales), tu nivel de Investigación (Gastarás acciones para subirlo), y tu reserva de naves. Como apunte, indicar que los 4 tableros son iguales. No hay diferencias entre los ejércitos, tan sólo el color.

En tu turno tendrás 3 acciones, a repartir entre: Mover -Dando lugar a las batallas-, relanzar un dado/nave para convertirlo en otro tipo de nave, desplegar una nave anteriormente aniquilada, mejorar la investigación, o colonizar un planeta.

Esta última acción cuesta 2 puntos de acción, y necesitas un requisito: La suma de tus naves en órbita de ese planeta ha de coincidir con el valor indicado en el mismo. Así pues, para colonizar un planeta de nivel 7 necesitas tener alrededor un 4 y un 3, o un 5 y un 2, o… No os lo vais a imaginar, pero ¡¡un 6 y un 1!!!

A grandes rasgos y sin entrar en detalle, esto es todo, a falta de tres apuntes.

Apunte 1: Cada vez que colonizas un planeta o llegas a 6 de investigación, coges una carta de tecnología. Las hay de dos tipos, unas de un sólo uso en ese preciso momento, y otras que te dan un bonus para el resto de la partida. Cuidado con estas últimas, pues pueden formar combos que destaquen a un jugador y se carguen la partida (Ya hablaremos de ello). Igualmente, al llegar a 6 de Dominancia colocas gratuitamente un cubo cuántico en un planeta a tu elección.

Apunte 2: Aparte de las 3 acciones por turno, cada nave tiene una acción especial propia que puede realizar sin coste, tales como la posibilidad de atacar a una nave adyacente, mover en diagonal (El movimiento normal es ortogonal), convertirse en otra nave gratuitamente sin coste de acción…

Apunte 3: Las batallas se realizan lanzando un dado, sumando el resultado al valor del dado/nave, y comprobando quién ha sacado menos. Con este simple mecanismo, conseguimos pues lo que hemos dicho antes, que el 1 es la nave más poderosa y el 6 la más débil.

 

¿Dolby Surround y efectos 3D?

El juego viene con 7 dados por jugador + 2 para las batallas muy bonitos, pero que a las no demasiadas partidas empiezan a desportillarse un poquito, y tiene pinta a que su tendencia sea la de quedarse romos por las esquinas (Apunte para la RAE: Añadid “Romar” como verbo).

Se incluyen 24 losetas de mapa con las que crear los diferentes escenarios, de cartón duro, y los 4 tableros personales, de cartón no tan duro (Más bien tirando a “cartulina dura”). El juego, para no llegar a los 40€ de precio en tienda, está bastante bien de componentes.

 

qua3

¿Versión Original, Subtitulada, Doblada…?

El juego salió en un primer momento en inglés, pero ya está disponible en español. La dependencia del idioma  es media, ya que las cartas de tecnología están todas en inglés, pero están visibles para todo el mundo. Así tan sólo es necesario que una de las personas domine la lengua de Shakespeare a un “nivel magic”. El tablero personal lleva un resumen de las acciones posibles a realizar, pero el juego es muy sencillo por lo que tras una partida la gente suele acordarse sin tener que mirarlo.

En resumen: Si lo encuentras en español, mejor, si no, sólo es necesario que una de las personas sea capaz de traducir las cartas, con unas frases en inglés el tipo “Ahora todos los empates te favorecen” y cosas del estilo.

Edad Recomendada.

Lo que más puede hacer a la gente reacia a jugar este juego es por un lado a los “no-frikis” el ver un tema espacial, y a los “frikis” el ver un tema espacial… ¡sin naves! En cuanto a dificultad no tiene mucha, y puede ser explicado a cualquiera que quiera echarse una partida. Si eres capaz de abstraerte de ver dados por un tablero, puede ser tu juego.

qua2

Comentarios post-visionado.

Juego muy sesudo, con muchos movimientos posibles por las diferentes variables estratégicas que ofrecen los distintos dados con sus acciones especiales, y que premia el conflicto. Si no te salen las tiradas vas a querer quemarlo, pero aun con esas no lo definiría como un juego azaroso. Como he comentado más arriba, las cartas de tecnología pueden desbalancear el juego. Habrá gente que eso le guste y piense que, “Oye, las cartas estaban ahí para todos… que le hubiese cogido otro”. Pero personalmente por ahí me ha chirriado. Aún con esas, que repito no tiene por qué ser un hándicap para todo el mundo, para mí es muy recomendable.

*Escena Post Créditos: En mis últimas partidas hemos usado una regla casera: Las cartas blancas (Tecnologías permanentes) tan sólo se consiguen llegando a 6 de investigación. Al colocar un cubo, tan sólo cogemos cartas de tecnología de un sólo uso. Con esto evitábamos combos ganadores. Si alguien más la prueba, que deje impresiones.

 

Premios de la Academia.

Se queda en un juego con nominación a los Oscar, pero que no recibe estatuilla.

B.S.O.

Avantasia – Lost in Space

Pues como se va a sentir alguno cuando le lluevan palos por todos sitios… perdido en el espacio.

RESEÑA REALIZADA CON Imágenes extraídas de la BGG.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s