Jornadas CLBSK’16

bb

Logotipazo

Bueno, pues si hay una manera buena de comenzar esta sección del blog es con un  resumen de lo jugado en las CLBSK (Que, para quien no lo sepa, son unas Convivencias/Quedadas realizadas por foreros de la BSK). Fui con una máxima, y esta era no cerrarme en uno o dos grupos, sino aprovechar que había mucha gente y jugar con cuantos más mejor

Tras llegar, ayudar a colocar mesas, sillas, bebidas, etc (Hay que echar una mano, que bastante se lo curran ya los organizadores), pillamos sitio para arrancar el finde.

Comenzamos el viernes tarde con un Captains of Industry a 5 jugadores. En la mesa estábamos Galarth, Trasgu33, Calvo, Macklau y yo. Es un juego económico de dificultad media, pero de explicación… durilla. Tras la susodicha explicación por parte de Macklau, dueño del juego, y las caras de póker de los otros cuatro, nos tiramos a la aventura. Básicamente se trata de, consiguiendo empresas que construyan diferentes tipos de recursos, colocar dichos recursos en el mercado para realizar compraventa al mejor precio que puedas. Dura tres años (Tres años del juego, no te líes, nos duró 2 horillas y algo) y, tras cada uno de ellos, se evalúa el mercado para conseguir puntos. A mitad del segundo año, yo empecé a pillarle la lógica de juego, y 3 minutos después escuché a Calvo “Ahooora lo pillo”. Traducción: GalarthMacklau y Trasgu33 iban a lo suyo a por la victoria, Calvo y yo… a por la derrota. Como era de esperar, Macklau, dueño del juego y que lo había jugado previamente, acabó ganando, mientras que en nuestro duelo particular yo quedé penúltimo, y de milagro. Mención especial a las casetas de cartón en las que se introducen los puntos de victoria, y que veíamos como la de los tres masters de la economía se elevaban de la mesa de todo lo que llevaban dentro. La de los dos losers no se cayeron p’abajo por pena de milagro.

¡Compro madera, vendo hierro!!

¡Compro madera, vendo hierro!!

El resto del viernes fue una combinación de partidas rápidas, hablar y conocer gente, y fillers. Fuimos a cenar, donde los organizadores nos explicaron cómo funcionaría todo el tema de camas, etc., y viendo que nadie les aplaudía realicé algo que siempre quise: ¡¡Un aplauso americano!! Comencé a aplaudir poco a poco, todo el mundo lo siguió, y me sentí como si estuviese presenciando un beso en una peli de Meg Ryan. Mención especial a un momento en el que 4 wargameros nos juntamos a echar un… Splendor. Tras esa mala muesca en nuestros revólveres, volví a buscar partiditas. Pero el destino quería que tocara noche de relax y de contacto, y eso se tradujo en hora y media o así que dedicamos 9 o 10 personas a jugar al Codenames. Gran recuerdo el momento del portero, que paso a relatar:

En la mesa las cartas: estrella, pie, cristal y balón, así que Numa dice “Cañizares, dos”. Las teníamos claras un portero famoso, pues estrella y balón. El ser un portero, evitaba pie. Hasta que varios caímos en que el susodicho Cañizares se perdió un mundial porque se cortó un pie con un frasco de colonia. Obviamente nuestra primera lógica era la correcta, lo otro parecía muy rebuscado, y elegimos las dos que eran, estrella y balón. Hasta ahí todo bien. Pero tres turnos después, escuchamos a nuestro rival decir: “Cañizares, dos”. El equipo azul eligió cristal y pie, que eran suyas, y perdimos. Eso es no tener vergüenza.

El sábado amaneció fuerte, y la partida de la mañana fue a un Age of Steam (Reseñado aquí) con The Black Meeple, Yol, y Catumarus. En este me tocó a mí la explicación, y tras la misma arrancamos la partida. Tras un par de turnos en los que parecía que me desmarcaba, The Black Meeple me alcanzó llegando un momento en la partida en el que ambos teníamos los mismos puntos, las mismas acciones, el mismo nivel de locomotoras y el mismo dinero. Por detrás Catumarus y Yol andaban a la zaga, con esta última bastante cerca. Conseguí llegar al nivel 4 de locomotora, del que ya no me movería, un turno antes que ellos. Ese movimiento, y el tener cubitos para realizar esas rutas sin muchos inconvenientes, propició que aunque The Black Meeple y Yol subiesen a nivel 5 sus locomotoras no les diese para alcanzarme. Mención especial la de The Black Meeple, que si hubiese durado un turno más la partida no se yo qué hubiese pasado jejeje. Catumarus se descolgó un poco al principio, y aunque intentó ser agresivo en las pujas para que perdiésemos pasta… él también la acababa perdiendo y no llegó a pillarnos. Dicho esto entono el mea culpa en las reglas, que hicimos la puja de una manera más complicada de la original (¡Partida impugnada!)

Pi piiii. Chucuchucuchú

Pi piiii. Chucuchucuchú

Paramos para comer, y en mitad del rancho, en un momento de “nosequesemepasó”, le digo a DiLuca: ‘¡Si me pongo a cantar cumpleaños feliz, lo seguirá todo el mundo!’. No era el cumpleaños de nadie, pero fue bonito ver a 90 personas cantar. Era como estar en Wembley.

Por la tarde tocaba guerra. Me junté con Gentilhombre, creador del flamante y cuasi descatalogado Cruzada y Revolución, para recrear un escenario de la campaña del valle de Shenandoah en un título de la nueva serie Blue & Gray. Un wargame de bloques, con reglas muy sencillas, y no por ello con poca chicha. Ayudado de las tiradas de mando -tiradas que se realizan al principio del turno para ver si movemos 2 o 3 bloques-, donde saqué premio en 12 de los 14 turnos que jugamos, mientras él lo hizo en 2 de esos 14 (la probabilidad dictaba que yo debería sacarlo unas 8 o 9 veces y él 3 o 4) y, por supuesto, de mi astucia, conseguí llevar a los estados sureños a la victoria. Gran partida y muy entretenida, muy buena sorpresa esta serie.

¡Huíd, malditos unionistas!

¡Huíd, malditos unionistas!

En lo que pensaba en dar un garbeo, se escuchó a lo lejos “¡Falta uno para un Cyclades!”. Y claro, yo sin haberlo probado siquiera, pues tuve que acudir a la cita con Mediliane, Eriel, Lamachine y Kurumir. Partida a 5 a este juego que se podría resumir en dos frases: “En un mapa hexagonado, hay que expandirse hasta conseguir crear dos metrópolis y aguantarlas un turno” y “La mecánica es pujar por la acción a realizar”. Con esas premisas, tras horita y poco de partida -La verdad es que pasa rápido- me encontré en una situación en la que prácticamente todos tenían una metrópoli y luchaban por la segunda, mientas que yo no tenía ninguna pero estaba a tiro de dos turnos de construir ambas. Dos turnos después, efectivamente dejé de ser “el tapado” y construí las dos metrópolis que me darían la victoria. Mediliane las construyo también en ese mismo turno y fue a por mí. Todo se decidiría en una batalla… En la que empatamos, perdimos los dos la isla con la metrópoli, y ganó… pues no recuerdo quién, la verdad jajaja. C’est la vie.

Una de las cartas es Rosendo rezando.

Una de las cartas es Rosendo rezando.

Tocaba parar para cenar, y tras ello EL SORTEO. Por orden, cada persona elegiría un juego de todos los sorteados excepto 15 –los, en principio, mejores- que fueron apartados para ser elegidos por los últimos 15 en salir. Yo me tiré todo el día repitiendo “¿Nadie piensa en el que salga el decimosexto por la cola? ¡Se llevará la última chusta que quede previa a los juegacos!”.

Arranca el sorteo y empiezan a salir nombres. Cuando van 30 o 40, Gentilhombre y yo nos vamos animando y aplaudiendo y vitoreando a todos los participantes, pues eran un rival menos para llegar a los 15 últimos. No me voy a liar más porque sería tontería, y el que no sepa el final se lo imagina: Mi compañero de aplausos salió 4º o 5º antes del final, pero yo… ¡Fui el puñetero decimosexto por la cola! Me llevé un Sugi y una alfombrilla de Mayday (Reseña en breve), pero sobre todo me llevé una hora muy entretenida, y muchas risas posteriores. Yo me quedo con lo bueno.

¡Fuimos todos estos! (Casi)

¡Fuimos todos estos! (Casi)

Por la noche y tras la tensión del momento, me acerqué a ver la explicación del Leaving Earth. A la trigésimo cuarta multiplicación que escuché en 3 minutos, huí como un cobarde y busqué rivales para algo. Y en esas que me junté con Andoni, Trasgu33 y Pluja para una partida al Mombasa (Reseñado aquí). Hacía buen tiempo y todo cristo estaba al aire libre, así que nos tuvimos que ir a una sala a pasar caloret. Pero no fuimos solos, nos acompañó el AP. Entre explicación de reglas y partida, no sé qué diantres hicimos que la partida se fue a más allá de las 3 horas. Tampoco me molestaba porque al lado estaba el frigo con cerveza, pero buff, se fue de tiempo. La partida comenzó con Pluja arrollando en los 3 primeros turnos. Subió mucho en libros, tenía dinero, y se había escapado en una de las compañías. Pero a media partida, Andoni y Trasgu33 sacaron como 17 sombreros entre los dos, y llenaron el mapa de empresas de Mombasa. Seguían teniendo muchos sombreros, y pelearles el mapa parecía tarea imposible, así que solo quedaba intentar subir algo diamantes y libros, y buscar de donde fuese acciones de Mombasa. Pluja acabó muy arriba en una empresa que al final no se pudo expandir, por lo que quedó algo descolgado. Finalmente la puntuación fue Pluja 86 – Andoni 120 – Trasgu33 121 – Anduril 123.

Mombaseando

Mombaseando

Parecía que la noche acabaría ahí, pero lo que ocurrió es que no dormí, lo que desembocó en que… pues se alargara la cosa. Me encontré a otros noctámbulos, y Galarth, Fueramiseria, Ferchu, Alvar y yo nos echamos un Intrigas de Palacio. Juego de cartas de partidas cortas, que se gana al llegar a X puntos por lo que se juegan varias rondas. Gané yo, pero bueno, eso no importa (¡¡si, ya, seguro que no!!).

Cartas al amanecer

Cartas al amanecer

En lo que salía el Sol por la mañana, Fueramiseria, Alvar y yo nos juntamos con un madrugador JulioCesar para echar una partida al Roll for the Galaxy previa al desayuno. En este juego, todos los jugadores, en secreto, tras lanzar un número variable de dados, eligen las acciones que realizarán y el número de dados/recursos que utilizarán para cada acción. 20 minutitos de explicación de reglas y unos 40 minutos después, me pegaron una paliza que todavía me duele. Pero bah, eso sería por el sueño, seguro.

Tras el desayuno hice un reset mental necesario (Despierto, eso sí, lo bautizo como la ‘táctica delfín’), y me junté con un par de albaceteños para jugar contra Kalamidad21 un prototipo de juego de ‘flicking’ que están desarrollando. Como para esos juegos parece que tengo 5 pulgares por mano, me ahorraré  los resultados, pero pinta bien. A ver si tienen suerte.

Tocaba pensar poco, y me acerqué a la zona happy party. Estaban montando un Lift it!, juego en el que has de formar la figura que te indique una carta con la ayuda de una grúa. Si con la mano es difícil, con la cabeza no te digo nada. Me junté con Tomol, Encarna, Ana, Diluca, Eriel  y todo el que se iba acercando, y estuvimos jugando sin puntuación, solo a sacar cartas y, bueno, pasar el rato con unas risas intentando armar la figura.

 

Tras la comida, vendría la partida final. Me junté con Sergio F para probar el nuevo Conflict of Heroes: Guadalcanal. La explicación de reglas fueron tres cosas, pues el grueso es el mismo que el del resto de Conflict of Heroes que ya conocía, así que elegimos un escenario, y tan sólo nos dio tiempo a jugar un rato.  Es muy similar al anterior, con alguna diferencia por la peculiaridad de los japoneses con su código de honor, y su “voy p’alante con tó”.

IMG_20160612_154516

Como digo no terminamos la partida, pero dió para echar un rato entretenido matando americanos con mis japos. Es que está mal que yo lo diga, pero o el juego estaba roto o eso pintaba a paliza jajaja.

Y con eso acabaron las jornadas. Justo en el momento en el que iba a leerme las reglas del Sugi, juego que me tocó en el sorteo, apareció Tomol preguntando si nos íbamos, así que lo recogí todo y para casita.

Aquí voy a ser poco original y comentar lo mismo que ha comentado todo el mundo: Sois todos muy grandes. El buen ambiente se respiró por todos sitios en todo momento. Da igual a qué zona fueses, que podías pillar una partidita si andabas algo avispado. Un placer poner cara y poder conversar con gente hasta estos días “virtuales”, como Amarillo114, Yol, Sergio F, Gentilhombre, Valdemaras, los podcasteros Gurney y la chavalería de VisLúdica, y tantos y tantos… El agua se acabó pronto, pero la cerveza no, así que perfecto jaja. No se puede olvidar a los organizadores Galarth, Davarimar, Kalamidad21 y Numa. Atentos a que no nos faltase nada a nadie, organizando el tempo de las jornadas, y echándose partiditas solo cuando encontraban huecos para ello. Y por supuesto a todos los asistentes, que sin ellos pues… hubiese estado solo, lógicamente jajaja.

Gracias a todos. Fue muy grande la primera de, esperemos, muchas.

Anuncios

11 comentarios en “Jornadas CLBSK’16

  1. ¡¡Venganzaaaa!! Para la próxima vez que nos veamos volvemos a echarnos ese CoH, a ver si mis marines tienen clara la estrategia a seguir. Gran reseña y un placer también poder jugar contigo. Un saludo y ¡¡cuídate!!

    Me gusta

  2. Un placer conocerte, que no somos muchos los que empalmamos con los madrugadores para que sean unas jornadas en las que se juega dia y noche, por cierto, ¿no jugamos algo mas entre el Intrigas de Palacio y el Roll for the Galaxy? 😛

    Me gusta

    • El placer ha sido mío!

      No había puesto el Busem Memory ese o como se llame por evitar tener que decir que Fueramiseria no fue capaz de ordenar uno de los pares de losetas, pero si insistes… 😛

      Un saludo, nos vemos en la próxima 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s