Keythedral

 key1

Dirección.

Richard Breesse y Juliet Breese

Argumento.

El alcalde del pueblo de Keytown, cual megalómano faraón egipcio, ha tenido una gran idea: ¡Vamos a crear una Catedral! Así, como el que dice vamos a ampliar el granero…

Los estupefactos habitantes del pueblo, sabedores de la cantidad de trabajo que tendrían por delante, se echaban las manos a la cabeza. Todos sabían que iban a tirarse prácticamente el resto de sus vidas echando más horas que el reloj del pueblo (Que en aquella época era un reloj de sol, así que en invierno trabajaba poco), hasta que el imponente monumento se alzase.

Por supuesto, las familias no lo harían gratis, no… ya que estaban trabajando en la gran Keytedral, intentarían agenciarse los mejores asientos. Quién sabe, lo mismo al Príncipe heredero le da por casarse ahí, y tener un asiento predilecto te hace aparecer en algún robado de las revistas del corazón de la época.

Cada jugador manejará a una familia con 5 casas cada una (Familia grande, con primos segundos y esas cosas), e intentará construir cuantos más asientos mejor… y, por supuesto, cuanto más cerca del altar, ¡pues ‘más mejor’ todavía!.

Casting.

Se nos vende como un juego de 2 a 5 jugadores, aunque jugarlo a 2 no me parece un buen número.  A partir de 3 ya se puede considerar un juego a tener en cuenta para sacar a mesa.

Guión.

Dispondremos de un tablero con los asientos de la Catedral. Tan sólo los más alejados del altar comenzaran volteados para mostrarnos los puntos de victoria que otorgan, y los materiales que requieren para ser construidos . Conforme estos se vayan construyendo, iremos descubriendo el resto, pasillo a pasillo (y pasito a pasito).

key3

La finalidad del juego queda clara, ¿no? Conseguir más puntos que el resto, construyendo asientos (Pensamos lo mismo, “¡qué apasionante!”).

El juego se divide en dos partes, una inicial de construcción del mapa, y, una vez construído, el juego en si. Vamos a comenzar con la segunda parte:

En el juego dispondremos de dos tipos de materiales, recursos naturales (Que conseguiremos del mapa) y materiales manufacturados (Que tendremos que crear a partir de los naturales). Pues bien, esta parte del juego, que viene a ser el núcleo del mismo, también se divide en dos fases:

Fase 1 – Recoger recursos.

Con el mapa ya creado, se nos quedará un tablero con hexágonos, y cada uno de ellos nos dará un recurso. Además, en el mapa cada jugador tendrá 5 casas, numeradas del 1 al 5.

Pues bien, en esta fase, el jugador inicial elegirá una de las casas, y en orden de jugador cada uno mandará al trabajador de esa casa a un hexágono alrededor de la misma. Es decir, empiezo yo y digo “Vamos a activar la casa 2”. Pues yo cojo un trabajador de la casa 2, y lo coloco en algún hexágono vacío alrededor de esa casa. Luego harán lo propio el resto de jugadores. Pasará el jugador inicial, y a quien le toque elegirá otra casa para ser activada hasta que las 5 lo hayan sido.

Importante la elección de qué casa elegir primero, pues a cada hexágono tan podrá ir un trabajador. Es decir, si, un hexágono de bosque que nos otorgue madera tiene 3 casas circundantes, una de cada jugador, el primero que coloque ahí un trabajador bloqueará ese hexágono al resto de jugadores.

Cuando todas las casas han sido activadas, pasamos a…

Fase 2 – Acciones.

En esta fase, los jugadores se irán rotando para cada uno en su turno realizar una acción hasta que todos pasen. Las mismas van desde cambiar X recursos por un material manufacturado, construir vallas para cerrarle la salida a las casas rivales, mejorar una de tus casas (Y cuando se active en futuros turnos, sacarás dos trabajadores de la misma), y, por supuesto, construir asiento en la Catedral y llevarte los puntos.

Mención especial a la última acción: Pasar. Parece una tontería, peeeeeero el primero que pase se lleva una ‘carta de Ley’, que en el futuro te servirá para modificar el rumbo del juego.

key4

Pues bien, el juego repite estas dos fases hasta que todos los edificios sean construidos.

Y no me olvido de la primera parte del partida, construcción del mapa: Es tan sencillo como repartir los hexágonos, y cada jugador, en su turno, coloca un hexágono y una casa propia de las 5 de que dispone. Parte importante de la partida esta, pues si colocas las casas en lugares en los que los rivales tengan facilidad para bloquear, puedes quedarte con cara de tonto cuando al acabar la fase de Recoger Recursos tengan 3 o 4 recursos más que tú.

¿Dolby Surround y efectos 3D?

Sni duda lo mejor del juego son los dibujos. Cada jugador tiene un tipo de aldeanos, con dibujos diferentes y graciosetes tanto en los tokens como en su panel de jugador. Los componentes en sí, pues cartón fino para los tableros de la catedral y de las acciones, cartas estándar, cartón más grueso para los counters de las personas y los hexágonos del mapa y un puñado de cubitos para los recursos. Cumple, aunque podría ser más vistoso.

key2

¿Versión Original, Subtitulada, Doblada…?

La dependencia del idioma radica en las cartas. El resto del juego es completamente independiente, y las mismas, junto con el reglamento, no son difíciles de encontrar en castellano por la red. El juego no tiene edición en español, pero yo tengo la mía en alemán, del ‘danke’ no paso y lo juego perfectamente.

Edad Recomendada.

No hace falta ser un rey de la madera para disfrutar de este eurogame. Sencillo de reglas, y jugable desde el minuto uno. Eso si, la posibilidad de que el mapa no salga equilibrado cuando la gente no lo domine existe. En este caso, mejor un consenso en unas primeras partidas que jugar desbalanceado.

Metraje.

Horita y algo. A más jugadores aumenta algo el tiempo, pero no mucho (Al final, cuando se compren los asientos se acaba, a más gente pues menos asientos te quedan, como cuando reservas con Ryanair).

Comentarios post-visionado.

Juego de explicación sencilla y de duración contenida.

Euro entretenido y con mucha interacción, ya que gran parte del mismo se basa en intentar ‘robar’ los hexágonos al resto de jugadores para tener cuantos más recursos mejor.

Importante la creación del mapa, pues como he comentado arriba una mala colocación de algún jugador en el mismo le condena desde el minuto 0, lo que puede hacer que la partida se le haga eterna y sin sentido, cuando ofrece todo lo contrario. Eso si, la duración del setup previo es 0, pues el hecho de crear el mapa ya forma parte de la partida en sí.

Juego de la ‘serie Key’ que si bien no es tan vistoso como su hermano KeyFlower, su corta duración y poca dificultad lo coloca como buen juego de acercamiento para esos momentos en que un no-jugador te diga “Vengaa saca alguna cosa friki de esas tuyas”.

Premios de la Academia.

Buen paso por cartelera, pero no llega a ser Nominado.

B.S.O.

Dark Moor – The Bells of Notre Dame

 

RESEÑA REALIZADA CON Imágenes extraídas de la BGG.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s